Consejos rápidos para el “Buen Fin”

Se aproxima el “Buen Fin”, y con ello, más que descuentos, nos encontramos con promociones en tarjetas de crédito, y en particular, el gancho relacionado con los “meses sin intereses”. Así que con la finalidad de que estés mejor informado y puedas tomar mejores decisiones a la hora de adquirir productos, toma en cuenta lo siguiente:

El crédito, hay que recordar, es la cantidad de dinero que te presta una institución financiera o tienda departamental, y que te obligas o comprometes a devolver a un plazo determinado más un interés que se va a generar con el transcurso del tiempo. Para mayor entendimiento, que mejor ejemplo que una situación común que sucede durante éstas promociones y que pueden afectar a corto, mediano y largo plazo en nuestras finanzas personales.

Tengo $5,000.00 pesos para comprar un celular, ya sé cuál, también investigue sus características y funciones, y estoy más que decidido a adquirirlo, así que me dirijo a mi tienda departamental favorita.

  • Hola, me puede mostrar el celular “XT100”, quiero comprarlo de contado.
  • Con mucho gusto, permítame un momento.

Regresa el vendedor, y veo que trae consigo dos cajas, en una está el celular que pedí, y en la otra, una caja muy elegante, con el logo de una piña impreso.

  • Aquí tiene el modelo que me solicitó – me dice el vendedor-, pero permítame que le muestre éste nuevo modelo de “Ifruit” que me llegó justo ayer.
  • A ver – le respondo – ¿Cuál es el costo?
  • El de menor memoria, de 12 GB, cuesta $15,000.00 pesos.

En ese momento veo mi cartera y me percato que sólo tengo $5,000.00 pesos, que ya siento es nada y, por consiguiente, el celular que iba a comprar lo veo como una baratija con un diseño horrible de hace 5 años.

  • Si me gusta, pero no me alcanza- le digo al vendedor.
  • No se preocupe, puede adquirir la tarjeta de la tienda, en 30 minutos se la dan, y puede ir pagando a meses.

Como no sé nada de cómo funciona el crédito, y estoy ansioso por andar con el celular más nuevo, sigo el consejo de una persona que su función es vender y no dar advertencias financieras, así que con la mayor premura solicito la tarjeta de crédito y compro el celular.

Al día siguiente, llego a la universidad con mi celular nuevo, muy orgulloso de parecer un ejecutivo, aunque soy consciente de que estudio y no tengo trabajo. De hecho, esos $5,000.00 pesos que tenía, los junté durante dos meses trabajando de animador en un curso de verano.

Irresponsablemente no investigué más sobre el crédito, ni la tasa de interés, que está a 56% anual; además voy pagando el mínimo solicitado en el estado de cuenta. Pasa el tiempo y sigo pagando el celular, por lo que me extraña dicha situación ya que he pagado durante un año y medio. Es por ello que voy a pedir más información al respecto y, vaya sorpresa me llevo, sigo debiendo los $15,000.00 pesos que valía el celular a pesar de que estuve pagando el mínimo durante un año y medio.

¿Qué pasó en el ejemplo? Lamentablemente sólo estaba pagando los intereses generados, entonces mis pagos nunca reducían el capital (cantidad prestada) y, por consiguiente, podría pasar toda mi vida endeudado pagando un celular que ya es viejo después de dos años, a consecuencia de endeudarme con un crédito que no podía regresar.

Por lo anterior, es necesario saber que el crédito “no es un dinero adicional”, lo cierto es que comprometes una parte del dinero que ganarás, por lo que endeudarse sin previa planeación puede ser contraproducente.

Así que antes de salir a comprar esos televisiones y celulares, te recomiendo tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Pregúntate para qué vas a utilizar el crédito, puede que lo vayas a necesitar para algo prioritario como: colegiatura, comida, servicios, invertir en el negocio, etc.
  • No pidas un préstamo que no tengas la certeza de que puedes pagar, para eso necesitas saber cuánto dinero puedes destinar a tus deudas, y ya que lo tengas identificado, solicitar el crédito.
  • Para saber si puedes pagar un crédito te recomiendo las siguientes matemáticas: a tu ingreso mensual, réstale tus gastos como son la manutención, transporte, servicios, deudas anteriores, colegiaturas, y también tu ahorro mensual. La cantidad resultante será tu capacidad de endeudamiento, así de sencillo.

Otro aspecto importante es comparar los créditos entre un banco, tienda departamental o financiera, y para ello, toma en cuenta lo siguiente:

  • El Costo Anual Total (CAT) que es un indicador, que mide en términos porcentuales que tan caro es un crédito. El CAT incluye:
    • Tasa de interés;
    • Comisiones;
    • Primas de seguros;
    • Y otros conceptos a discreción de la institución financiera.

En pocas palabras, mientras más alto sea el CAT, más pagarás por ese crédito y viceversa, así que no te dejes llevar por los espectaculares promocionales, siempre revisa el CAT.

  • Consulta la tasa de interés que vas a pagar, que se expresa en un porcentaje por un periodo determinado. Es importante tomar en cuenta el término en que es expresado, ya que puede ser anual, mensual, semanal, hasta diaria.
  • Las comisiones son cobros distintos a la tasa de interés, es decir, son gastos administrativos y se cargan de manera directa, un ejemplo es la comisión por apertura.

Para finalizar, les recuerdo que la promoción de “meses sin intereses” no significa que no vas a pagar, simplemente consiste en que la compra se dividirá en pagos mensuales, y que el 56% anual de interés (citado en el ejemplo) no se va a generar, siempre y cuándo pagues a tiempo la cantidad acordada, ya que en caso de incumplimiento, se da por terminada dicha promoción, y a su vez, tendrás que liquidar el saldo restante más los intereses en la próxima fecha de corte.

Antes de terminar, te comparto una frase que me gusta del filósofo griego Epicuro:

“¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.”

Espero te haya sido de utilidad, no olvides dejarme tus comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s