¿Qué es la Propiedad intelectual?

¿Qué es la propiedad intelectual?

Estoy seguro, hasta cierto punto, que ya conoces la respuesta a esta pregunta, toda vez que se sabe que el inventor de una máquina, el autor de un libro o el escritor de un pliego de música “posee” su obra, y que ello tiene sus consecuencias, ya que sabes que no puedes copiar o comprar un ejemplar de esas obras sin tener en cuenta los derechos implícitos en ellas.

Es por ello, que cada vez que compramos bienes protegidos, parte de lo que pagas vuelve al propietario como recompensa por el tiempo, el dinero, el esfuerzo y las ideas que invirtió en la creación de la obra.

Para entender el concepto, es necesario primero examinar a grandes rasgos el término “propiedad”.  Dicho concepto tiene como principales características lo siguiente: el titular de la propiedad tiene libertad para utilizarla como desea, siempre que ese uso no infrinja la ley, y para impedir a terceros que utilicen así ese objeto de su propiedad.

Así que, por lo anteriormente descrito, se puede definir a la “propiedad intelectual” como la propiedad de las creaciones de la mente humana, del intelecto.

¿Por qué son importantes los derechos de propiedad intelectual?

Según los organismos internacionales, la primera razón es que es justo y apropiado que la persona que invierte trabajo y esfuerzo en una creación intelectual recoja ciertos frutos como resultado de su esfuerzo. La segunda es que, al conceder protección a la propiedad intelectual, se fomentan esos esfuerzos y las industrias basadas en esa labor pueden progresar, ya que las personas se percatan de que ese trabajo implica una ganancia monetaria.

¿Cómo se divide la propiedad intelectual en México?

Es importante conocer cómo se divide la propiedad intelectual en México, ya que podría serte de utilidad para las actividades que realices, ya sea como emprendedor, asesor, así como para actividades que tu puesto de trabajo demande o, en fin, para uso personal.

La propiedad intelectual en México comprende esencialmente tres categorías:

  1. Los derechos de autor y derechos conexos;
  2. Los derechos de obtentor; y,
  3. Los derechos de propiedad industrial.

Los derechos de autor y derechos conexos, se reconocen respecto a la creación de las obras literarias y artísticas, competencia del Instituto Nacional de Derechos de Autor (INDAUTOR).

Los derechos de obtentor, se reconocen respecto de las mejoras y variedades vegetales, a través del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS).

Los derechos de propiedad industrial, se protegen dos grandes rubros de creaciones: los signos distintivos (marcas) y las invenciones, siendo competencia del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

captura
División de la Propiedad Intelectual en México.

En futuras entradas, te estaré explicando cada una de ellas, con la finalidad de que puedas identificar la figura jurídica correcta, y así, puedas proceder a la protección de tu creación intelectual con la finalidad de explotarla y obtener los beneficios correspondientes.

Si tienes alguna duda, o necesitas asesoría al respecto, favor de contactarme a través de la pestaña de “Contacto” o puedes dejarme tus datos en los comentarios.

©JuanPabloAlmonte
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s