¿Estoy en una relación de trabajo?

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar
ni un día de tu vida.”
Confucio 

El trabajo es una actividad inherente a la vida de una persona, parte esencial de su desarrollo tanto personal, como colectivo. Es por ello, que es un tema que te va a interesar. Trataré de ser lo menos técnico al usar los conceptos, y cuándo así lo haga, te daré una definición que te sea práctica y sencilla.

El derecho laboral mexicano reconoce dos tipos de relaciones de trabajo:

  1. Relaciones individuales de trabajo.
  2. Relaciones colectivas de trabajo.

Por fines prácticos y para evitar que te sea lo menos aburrido, me detendré en los detalles de la primera, es decir, las relaciones individuales de trabajo, que es la figura que se utiliza comúnmente en las empresas privadas.

¿Qué es una relación individual de trabajo?

El artículo 20 de la Ley Federal de trabajo nos da la definición, que dice lo siguiente: “se entiende por relación de trabajo, cualquiera que sea el acto que le dé origen, la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario.”

Así que, se trata de un trabajo personal que obliga sólo a las personas en ella involucradas; es decir, el trabajador que preste el servicio será el único obligado a cumplir con lo establecido, por consiguiente, no pueden ser realizadas por un tercero que el trabajador designe. Por otro lado, hay subordinación cuando existe un superior jerárquico (patrón o representante), quien dictará las órdenes, debiendo el trabajador aceptarlas y cumplirlas. Todo lo anterior con base a que a cambio del servicio prestado se recibe un salario, toda vez que, si fuera de otra forma, podría tratarse de otro tipo de relación como servicio social o beca.

Cabe destacar que no es imperativo contar con un contrato de trabajo para que exista la relación de trabajo, ya que la existencia de la relación presupone un acuerdo de voluntades.

¿Qué elementos esenciales debe contener el contrato individual de trabajo?

En caso de que exista un contrato por escrito, hay ciertos consideraciones y elementos que debe contener, y son:

  • Nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil y domicilio del trabajador y del empleador.
  • Determinación de que la relación es por tiempo determinado, obra determinada o tiempo indeterminado.
  • Especificar el servicio o servicios que deban prestarse, detallándose con la mayor precisión posible. Conviene resaltar que es sumamente importante esta cláusula y sus implicaciones, ya que el trabajador sólo estará obligado a desempeñar el trabajo adecuado, según sus capacidades, aptitudes, estado o condición y que sea del mismo género que el objeto de la empresa.
  • Lugar o lugares en que debe prestarse el servicio.
  • Duración de la jornada.
  • Forma y monto del salario.
  • Día y lugar de pago del salario.
  • Cláusula de capacitación y adiestramiento, es decir, que el trabajador será capacitado conforme a los planes y programas establecidos en la empresa.
  • Las condiciones de trabajo, como días de descanso, vacaciones, etcétera.

Es recomendable contar con un contrato de trabajo, ya que es considerado un elemento importante dentro de la relación de trabajo; sin embargo, no es indispensable y la ausencia de éste no significa que estás renunciando a los beneficios otorgados por la normativa, y a su vez, tampoco significa que el patrón dejará de recibir el servicio comprometido.

¿Cuál es la duración de la relación individual de trabajo?

Sobre ésta pregunta, la Ley Federal del Trabajo nos da la respuesta a través de su artículo 35 que señala que las relaciones de trabajo pueden ser:

  • Por obra determinada: se contrata al trabajador para el cumplimiento y terminación de una obra específica, independientemente del tiempo que lleve la realización de la misma.
  • Por tiempo determinado: las relaciones estarán limitadas y surten sus efectos sólo durante un tiempo específico y limitado. La contratación de trabajadores por tiempo determinado sólo puede darse en los siguientes casos:
    • Cuando así lo exija la naturaleza del servicio.
    • Cuando tenga por objeto sustituir temporalmente a otro trabajador.
    • En los demás casos previstos por la propia ley. A modo de ejemplo, trabajadores a bordo de buques o embarcaciones; trabajadores actores o músicos; deportistas.
  • Por tiempo indeterminado: éstas constituyen la regla general, siendo considerado más o menos permanente, es decir, que podrá terminar cuando el trabajador renuncie o exista alguna causal de despido.

¿Quiénes son los sujetos que intervienen en una relación individual de trabajo?

En una relación de trabajo existen varios sujetos o personas que pueden intervenir. De entrada, son el trabajador y el patrón, pero surge que éste último puede tener algunas otras modalidades, como son el representante, un patrón sustituto o incluso usar un intermediario. Te explico a continuación cada uno.

Trabajador: el artículo 8 de la Ley Federal del trabajo nos señala que “es la persona física que presta a otra, ya sea una persona física o moral, un trabajo subordinado”. De lo anterior es necesario hacer unas puntualidades:

  • El trabajador no puede ser una persona moral.
  • El servicio que preste debe ser personal; es decir, sólo el trabajador tiene que realizar el trabajo.
  • Existe una subordinación con respecto a otra persona (patrón), y éste puede ser física o moral.

Patrón (empleador): en esta ocasión la ley lo define como “la persona física o moral que utiliza los servicios de uno o varios trabajadores”. En esta figura, el patrón puede ser una persona física o moral.

Como ya había adelantado, el patrón puede tener unas modalidades y son:

Intermediario: es la persona que interviene en la contratación de otra u otras para que presten servicios a un patrón.

Esta modalidad actualmente es bastante recurrida por las empresas, ya que son las que se encargan de realizar los procesos de selección de personal, de conformidad con los criterios y puestos previamente establecidos por las propias empresas y que, una vez encontrado el candidato idóneo, lo ponen a disposición de la empresa para su contratación. En este caso, no es el patrón el que realiza el proceso de selección, sino la empresa que finalmente recibe el trabajo.

Representante del patrón: la Ley Federal de Trabajo, en su artículo 11 especifica que los “directores, administradores, gerentes y demás personas que ejerzan funciones de dirección o administración en la empresa o establecimiento serán considerados representantes del patrón. Por esta razón es que un trabajador está obligado a cumplir con las órdenes de las personas que realicen funciones de administración o dirección en la empresa y estará subordinado a ellos.

Patrón sustituto: es una figura que no está expresamente definida en la Ley, pero se contempla su posible existencia en el artículo 41 ya que señala que “la sustitución de patrón no afectará las relaciones de trabajo de la empresa o establecimiento. El patrón sustituido será solidariamente responsable con el nuevo por las obligaciones derivadas de las relaciones de trabajo y de la ley…”

Así que finalmente, el patrón sustituto, y posteriormente nuevo patrón, adquiere las obligaciones contractuales establecidas en la relación laboral, aun cuando éste no haya sido el patrón original.

El tema puede ser algo extenso, y entiendo que puede ser considerablemente aburrido en razón de que es complicado explicar el tema sin utilizar términos jurídicos o citar artículos de la ley. Es por ello, que dejaré el tema hasta este párrafo, ya que pienso que es la información necesaria para que identifiques los conceptos básicos y a su vez, logres comprender lo que hay alrededor de una relación de trabajo y te encuentres en mejores condiciones al momento de que seas contratado o, en su caso, contrates personal.

En una futura entrada, estaré escribiendo respecto a los derechos y obligaciones del trabajador, así como del patrón.

Ojalá que la información te sea de utilidad. Agradezco tus comentarios.

©Juan Pablo Almonte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s