¿Qué es un contrato de Depósito Mercantil?

Continuando con la serie de publicaciones sobre contratos mercantiles, es el turno de conocer el contrato de depósito mercantil.

¿Qué es el contrato de depósito mercantil?

El depósito es un contrato por el cual el depositario se obliga hacia el depositante a recibir una cosa mueble o inmueble, que éste le confía y a guardarla para restituirla cuando la pida el depositante.

Es importante destacar que el depósito es mercantil cuando se hace por causa del comercio, o las cosas depositadas son objeto de comercio.

El depósito es un contrato real, y esto se refiere que se perfecciona únicamente por la entrega de la cosa, que es realizada por el depositante al depositario.

Cabe destacar que las partes tienen la facultad para acordar si se realizará o no un pago por el depósito, toda vez que la ley señala que salvo pacto en contrario el depositario tiene derecho a exigir retribución por el depósito.

A continuación, pongo un ejemplo para ilustrar mejor lo que es el contrato de depósito mercantil.

Carlos tiene un año que emprendió un negocio de venta de muebles. Empezó fabricando pequeños muebles de madera los cuales los vendía por medio de internet, logrando posteriormente un gran éxito en razón de sus diseños son vanguardistas y a un precio razonable.

Durante el transcurso de sus actividades, un día se percató que su pequeño lugar de trabajo estaba lleno de muebles que estaban pendientes de entrega y que dificultaban el trabajo en razón de que los espacios para moverse eran mínimos. Entonces pensó que la mejor decisión era rentar un lugar para guardar ahí los muebles.

Se tomó aproximadamente una semana en la búsqueda de un lugar ideal para guardar sus muebles, pero se vio con la sorpresa de que las rentas de los almacenes eran bastante altas para sus ingresos. Ya un poco resignado a continuar trabajando con el montón de muebles invadiendo el espacio, un día comentó su frustración a su amigo que era abogado, éste le dijo:

– Oye Carlos, ¿no has pensando en el depósito mercantil?
– ¿En el depósito qué? – respondió Carlos con el ceño fruncido.
– Si, en el contrato de depósito mercantil. Verás, hay personas que tienen almacenes y espacio de sobra. Ellos te pueden recibir el mueble que quieras guardar en lo que lo envías. Es más barato que rentar todo un almacén, y además, a la persona que le entregues se hará responsable de cualquier daño que pueda sufrir el mueble, ya que su principal obligación es tener la custodia del mueble y mantenerlo en las condiciones en que le fueron entregadas.
– ¿En serio se puede hacer eso? – preguntaba Carlos aún incrédulo de que su problema se pudiera resolver tan fácil.
– Sí, claro que se puede. – respondió su amigo con una sonrisa. – solo es necesario que hagas un contrato y acuerdes con el depositario, la clase de depósito, ya sea regular o irregular, así como que limiten sus obligaciones de ambos, y finalmente el pago por depósito, aunque si tienes un conocido hasta es posible que sea gratuito.
– Que buena solución me diste, y yo pensé que los que estudiaban leyes sólo servían para sacar de la cárcel, muchas gracias amigo – respondió Carlos con una sonrisa.

Al día siguiente, Carlos se dio una vuelta por la zona industrial de la ciudad y se encontró con un almacén que tenía guardados diversos tipos de cosas, desde carros, hasta casas de juguete. Se acercó a preguntar y le respondieron que con gusto podría realizar un depósito mercantil en su almacén y que el precio se acordaba en razón de los metros cuadrados de espacio que sus muebles ocuparan.

En menos de 30 minutos, Carlos se encontraba alegremente firmando un contrato de depósito mercantil con la persona encargada del almacén, ya que había encontrado una manera económica de resolver su problema de espacio y, a su vez, un sitio adecuado para mantener sus muebles en buen estado.

De la historia anterior, hay que destacar lo siguiente:

  • Hay dos sujetos o partes en el contrato:
    • Depositante, que en el ejemplo es Carlos y que tiene el deseo de guardar sus muebles.
    • Depositario, que en el ejemplo sería el almacenista, y que Carlos le confía en guardar los muebles y a restituirlos cuando se solicite.
  • Carlos firmó un contrato de depósito mercantil con el almacenista, donde dicho contrato será perfeccionado cuando Carlos haga entrega de los muebles que entrarán en custodia del almacenista, y que éste estará obligado a mantener en el estado en el que le fueron entregados, y a su vez, restituirlos en tiempo y forma convenidos.
  • El amigo abogado habla de dos tipos de depósitos, el regular y el irregular, sus características son las siguiente:
    • En el depósito regular se transfiere solamente la posesión de la cosa, más no la propiedad de la cosa depositada que sigue correspondiendo al depositante. El depositario que recibe la cosa en depósito, debe custodiarla con la misma diligencia que custodia las suyas y restituirla a petición del depositante.
    • En el depósito irregular, la propiedad de la cosa pasa en principio al depositario, quien tiene facultad de disponer de ella y por consiguiente tendrá que devolver una cosa de la misma especie. Es por eso que las cosas que son objeto del depósito irregular, son cosas fungibles, es decir, aquellos que pueden ser consumidos y que se puede reemplazar por otro tanto de igual calidad.

¿Cuáles son las obligaciones y responsabilidades del depositario?

El depositario tiene dos obligaciones fundamentales:

  1. Conservar la cosa objeto del depósito, sin alterarla, es decir, según la reciba. Es por eso que el depositario tiene responsabilidad si la cosa depositada sufre menoscabo o daños por malicia o negligencia del depositario.
  2. Devolver la cosa depositada en los términos indicados en el contrato.

¿Cuáles son las obligaciones del depositante?

El depositante tiene dos obligaciones fundamentales:

  1. Pagar la retribución por el depósito.
  2. En su caso, indemnizar al depositario de todos los gastos que haya hecho en la conservación de la cosa y de los perjuicios que por el depósito haya sufrido.

Espero la información te sea de utilidad, y si tienes una duda o comentario al respecto, puedes contactarme a través de las redes sociales, o por medio de la pestaña de “contacto”.

©JuanPabloAlmonte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s